En la actualidad, cada vez más gente se da cuenta de la importancia de proteger una segunda vivienda y se pregunta ¿cómo protejo mi segunda vivienda en mi ausencia? Este tipo de hogares está mucho tiempo vacío y suele llamar mucho la atención de los ladrones. Si bien es cierto que existen muchos sistemas de seguridad que podemos instalar para proteger nuestra vivienda, existen otras medidas que podemos llevar a cabo para que la protección sea total.

Sistemas de alarma

Mucha gente no lo cree, pero al año se ocupan miles de viviendas en nuestro país, sobre todo viviendas que pasan mucho tiempo vacías.

Por desgracia, si la ocupación de una vivienda dura más de 48h, hay que acudir a un juez y recuperar nuestra casa puede ser un suplicio. Por este motivo, instalar una alarma, sobre todo una que tenga sistemas anti ocupación, se convierte en algo básico.

Contar, además, con una alarma conectada a una Central Receptora de Alarmas puede aumentar la seguridad puesto que, en el momento en que se detecta una intrusión o algún siniestro, se avisa de manera inmediata a las fuerzas de seguridad, que acudirán en un breve periodo de tiempo al domicilio.

Además, en los sistemas de alarma suelen estar incluidos sistemas de video vigilancia que nos permite ver en directo qué ocurre en nuestra casa, lo que nos dará confianza y tranquilidad.

También se pueden instalar detectores de incendio, gas o fugas, para evitar graves problemas para la vivienda.

Mantener la vivienda ocupada

 Los sistemas inteligentes de alarma o iluminación nos permiten hacer que parezca que la vivienda esté ocupada aunque esté vacía. Se encienden o apagan luces o se enciende o apaga la televisión lo que hará que los ladrones eviten tu casa.

Sin embargo, puede que estos sistemas se te vayan de precio, por lo que siempre puedes hacer que un amigo o vecino pase de vez en cuando por la casa para recoger el correo y hacer que parezca que hay alguien en casa.

Buena puerta y buena cerradura

En general, las viviendas españolas tienen cerraduras y puertas que no son muy seguras. Esto no es grave problema en una casa que suele estar ocupada, puesto que si ocurre algo nos enteramos rápido.

Sin embargo, en una vivienda vacía, tener una cerradura fácilmente forzable hará que los ladrones entren rápido. Por ello, es bueno que la cerradura y la puerta de nuestra segunda vivienda sean de alta seguridad.

Servicios de mantenimiento en las tarifas de energía

 Las compañías de electricidad y gas natural suelen tener tarifas especiales para este tipo de viviendas, que reducen el precio de los costes fijos.

Lo normal es cortar las llaves tanto del agua como de la electricidad y del gas natural cuando nos vamos, para evitar riesgos y gastos innecesarios. Sin embargo, si dejamos estas llaves abiertas, hay que tener en cuenta que se pueden producir problemas como fugas o cortocircuitos.

Este tipo de tarifas pueden incluir servicios de mantenimiento de electricidad o servicios de mantenimiento del gas que incluyen reparaciones y mantenimiento relacionados con ambos aspectos.

No avisar de nuestros movimientos

Puede parecer un consejo tonto, peor en la actualidad, gracias a la redes sociales, podemos saber dónde está la gente casi en cada momento.

No informes de tus movimientos en redes sociales, ni digas cuándo llegas o te vas, puesto que es información que pueden usar para saber cuándo la casa estará vacía.

¡Tecalsa cuida de ti y de los tuyos! Contacta con nosotros para proporcionarte la mejor opción para tu vivienda, tenemos expertos que te aconsejarán y resolverán tus preocupaciones.

× ¿Cómo podemos ayudarte?